Artista plástica
Sitio de internet

 

Críticas
Rosa Faccaro

Crítica para la muestra individual en el Museo del Grabado

EVA TOKER JAWERBAUM TORSOS

La seda ha sido el soporte elegido en estos últimos años por Eva Toker Jawerbaum; este material transparente, suave, flexible, de textura moldeable, remite en su funcionalidad a la idea de vestuario. La condición textural-matérica de la seda, le permite expresarse impregnando cromáticamente de rasgos gráficos la superficie de la tela.

A través de un torso, puede valorarse en las diversas expresiones del arte, y de la cultura, la época en que el hombre y la mujer se inscriben como protagonistas de la historia. El significado otorgado al torso como caja receptiva, y lugar donde anida el corazón, es de fuerte resonancia visual con su palpitante enunciado de vida. El corazón, el vientre, y el pecho, funcionan como detonantes del hálito vital. Del tronco humano brota la leche, la savia, la sangre que circula comparable a un río abierto. El torso es una caja que se abre para mostrar el calor, el abrigo. La mujer como otorgadora de vida y madre nutricia, imanta esta imagen que alude a la fecundidad.

En sus obras anteriores Eva Toker Jawerbaum exhibió una serial dedicada a la estampación de troncos de árboles, los pequeños brotes que emergían de la humedad del suelo, eran tratados por la artista como signos de nuevos nacimientos. El torso humano anuncia el sentido biológico de la existencia que se resiste a ser mineralizada, cristalizada, en un orden armónico que busca fusionarse al río cósmico de la existencia con el empuje que brota de las entrañas de la tierra. Los surrealistas han visto en el torso humano una metamorfosis constante captando las trans-formaciones que el inconsciente proyecta sobre las imágenes para dar paso a las expresiones del sueño y la vigilia.

Las esculturas blandas de papel y de seda estampadas a través del grabado, realizadas actualmente por Eva Toker Jawerbaum surgen de un proceso constructivo plástico. La flexibilidad y transparencia de la seda le permite a la artista todo tipo de plegados y des-plegados. El color particularmente personal de esta operadora se nutrió en el campo de la pintura seleccionando los colores que la identifican.

Torsos en cajas transparentes serán junto a otros trabajos realizados en seda los componentes de esta muestra en el Museo del Grabado en la calle Defensa.

La gran figura humana que vemos en una de las cajas, apunta a una nueva visión experimental del grabado. Desde el mundo etónico surge esa mujer ofidio, como en las grandes mitologías. Nuevamente el arte devela el surgir de la vida desde lo subterráneo. Esta mujer alude a la virtud del amor al dar vida, en un acto de fe y devenir permanente.

ROSA FACCARO AACA-AICA

 

Rosa Faccaro, 3º crítica

más

Inicio | Quien soy | Galería | Críticas | Contacto

© 2020 | Eva Toker Jawerbaum | Todos los derechos reservados | Diseño por Eyemaster